El 9 de marzo de 2018 el Ministro de Hacienda y los representantes de CCOO, UGT y CSIF suscribieron el II Acuerdo para la mejora del empleo público y las condiciones de trabajo, el cual se presentó en la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas el 14 de marzo.

Se trata de un acuerdo global y plurianual con el que se  aprueba un incremento retributivo de forma progresiva para los años 2018 a 2020 y se incrementa la tasa de reposición de efectivos hasta el 100% si se cumplen los objetivos de estabilidad presupuestaria e incluso un 8% adicional en sectores que requieran un refuerzo adicional. Se prevén específicamente tasas de reposición de efectivos superiores a algunas corporaciones locales y a todas las fuerzas y cuerpos de policía.

Cabe destacar que, entre otras medidas, se trata de reducir la temporalidad del empleo público a través de la articulación de procesos de consolidación del personal temporal. Como se puede comprobar en el apartado Tercero del Acuerdo, se trata de que las ofertas de empleo público (OPEs) incluyan las plazas que respondan a necesidades estructurales de la administración en cuestión y hayan estado dotadas presupuestariamente y ocupadas de forma temporal e ininterrumpida en los tres años anteriores al 31 de diciembre de 2017, y que pueda valorarse en la fase de concurso de las OPEs el tiempo de servicios prestados.

Para la consolidación del empleo en los términos señalados, cobra especial interés para los empleados públicos la elaboración y aprobación de las respectivas Relaciones de Puestos de Trabajo y Plantilla Orgánica, de forma que quede acreditada la situación de cada puesto y plaza.