De acuerdo con el reciente Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) de la Unión Europea,  publicado en mayo de 2016, que será aplicable a partir del 25 de mayo de 2018, las Administraciones Públicas tendrán que designar un Delegado de Protección de Datos (DPD) antes de dicha fecha, que podrá ser único para varios de estas autoridades u organismos, o bien diferenciado en cada organismo, y podrá ser un empleado público con competencias y funciones de carácter horizontal, y cuyo nivel permita relacionarse con la dirección del órgano o bien alguien que desempeñe estas funciones en el marco de un contrato de servicios

El RGPD establece que el DPD será designado atendiendo a sus conocimientos especializados del Derecho y la práctica en materia de protección de datos y a su capacidad para desempeñar sus funciones. La provisión de los puestos de trabajo de DPD requerirá la selección de empleados públicos que reúnan esos requisitos. Dado que la figura del DPD no es obligatoria en la actualidad, así como la necesidad de cubrir un número significativo de plazas de DPD con anterioridad a la fecha de aplicación del RGPD, es razonable suponer que será necesario desarrollar de forma inmediata una labor de formación de posibles candidatos a ocupar por primera vez los puestos de DPD en todos los niveles de las AAPP.

La Agencia Española de Protección de datos ha publicado ya en su página web algunas guías a este respecto, entre las cuales destacamos las dos siguientes:

Funciones_DPD_en_AAPP                           guia_rgpd

Puede encontrar el resto en la web de la AEPD: https://www.agpd.es/portalwebAGPD/temas/reglamento/index-ides-idphp.php