El artículo 41 y la disposición adicional decimocuarta de la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las bases del régimen local, prevén que las normas contenidas en los capítulos II y III del título X (relativo al régimen de organización de los municipios de gran población -salvo los artículos 128, 132 y 137) de aquella ley serán de aplicación a los cabildos insulares de islas cuya población sea superior a 75.000 habitantes, siempre que así lo decida mediante ley el Parlamento canario a iniciativa de los plenos de los respectivos cabildos.

Por su parte, el Estatuto de Autonomía de Canarias prevé que los cabildos insulares tienen la doble naturaleza de instituciones de la Comunidad Autónoma y de órganos de gobierno, representación y administración de cada isla. En esta segunda naturaleza, de acuerdo con el artículo 67.1 y 69 del citado Estatuto de Autonomía, la ley y los reglamentos orgánicos de los respectivos cabildos insulares determinarán el régimen jurídico de los mismos, respetando la legislación básica estatal.

En aplicación de estas previsiones, el pasado 8 de febrero de 2019 se publicó en el Boletín Oficial de Canarias la Ley canaria 2/2019, de 30 de enero, para la aplicación del Régimen Especial de Organización de los Cabildos Insulares Canarios previsto en la disposición adicional decimocuarta de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local, al Cabildo Insular de Fuerteventura. Con la declaración en esta Ley de que  es aplicable al Cabildo de Fuerteventura el citado régimen, y de acuerdo con el segundo (y último) artículo de la misma, tiene el Cabildo de Fuerteventura un plazo de seis meses (hasta el 9 de julio) para adaptar su régimen organizativo al mismo.

La Ley fue publicada en el Boletín Oficial del Estado del día de hoy.